RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

SOBRE LO QUE HUBIESE QUERIDO ESCRIBIR


Retomé el blog con el firme propósito de escribir más a menudo y participar más de otros blogs.  Durante este mes, pensé en escribir de varias cosas, que me habían sucedido, a mi cabeza llegaban las palabras y la idea de cómo plantearlo pero tardaba en ponerme y cuando me ponía, las palabras me habían abandonado y el hecho en si parecía estar ya demasiado lejos .  Y es que ha sido un mes con aforo completo de intensidades, celebraciones y eventos varios…




Hubiese querido escribir sobre el encuentro otoñal entre 9 amigos/as y sus hij@s respectivos, que viví hace dos fines de semana en un albergue perdido en la montaña; Fue un fin de de familia elegida, de leña regalada, de conversaciones infantiles, de cantar el pollo a pleno pulmón, de tarta de galletas, de castañas asadas a la leña, de noches de secretos con nutella, de noches de insomnio, de mañanas frescas con panetone y tostas de pan de pueblo, de paseos otoñales, de saltos en los charcos y de cocinillas en grupo, fue un finde que terminó con una nueva despedida, pero con sabor muy dulce.



 
                                            
    
                                                   


Hubiese querido escribir tambien, sobre el fin de semana pasado escrito en femenino…empezó el viernes, con la manifestación en contra de la violencia de género, encuentros casuales y cenas intempestivas, continuó el sábado disfrutando de Festivala; escuchando a las Punkiereteiras y disfrutando de las maravillas de diversas artesanas gallegas donde me compre estos pendientes chulísimos  y jugando al baloncesto con una ahijada que es una todo terreno, continuamos a bingo con el concierto “voces femeninas”, donde nos quedamos prendados del ambiente envolvente y atrapante que crea Soley, y es que la música es islandesa es de otra pasta!!..., terminamos la noche  con una cena mejicano y a risa limpia con nuestros chungos acentos mexicanos…y cantamos bingo con un domingo a fuego lento, de despertares tardíos, de vermutes con grata compañía y de tarde de pelisofáymanta.




 


 Hubiese querido escribir sobre esto y mucho más pero ahora sobre la marcha he decidido  centrarme en escribir sobre mi abuela; 94 años, una caída imprevista, una cadera rota y una operación a la que según los médicos, era probable que no sobreviviese. Supe esto y mi salida fue inmediata. Tenía unas horas para ir desde el sur gallego al norte y poder verla antes de que la operasen…Siempre me ha agobiado bastante, el hecho de que alguien que quiero se muera sin despedirle, de hecho esta debe ser la 4 vez que la mato, pero ahí sigue vivita y dando guerra, y es que, como ella mismo afirmó, “ A ver si llego a los 100".

Podría deciros que tengo una abuela vitalista, con muchas ganas de vivir, pero no.  La muerte de mi abuelo muy joven, le arrebató la sonrisa y las lagrimas.  Aunque es verdad que ella ya era una persona bastante tendiente a la negatividad, al quejismo,  al agobio, a las preocupaciones y a las angustias… Poco la he visto yo disfrutar y fluir. Ahora a sus 94 años, sigue igual, su mente le ha traicionado y sigue sin disfrutar, pasa los días sentada mirando la tele, protestando y quejándose.  a penas reconoce a nadie…pero no se quiere ir…se aferra a la vida cual garrapata!!


Sin embargo mi abuela, es todo generosidad y tenía sus particularidades que la hacen especial y que quedarán en la memoria de sus nietos…sus caramelos respiral cada vez que nos oía toser, su  kit de los sábados; galletas cuétara, pipas, tableta de chocolate y un queso. Su torta de maíz; siempre hacía la misma, no he probado ningún otro postre de ella, pero a nadie le sale igual, las hacía cada día, y las  regalaba a las vecinas, al médico, al fontanero..todo aquel que le solucionaba algún problema se llevaba una torta de la abuela.  No olvidaremos tampoco, su hablidad para acertar regalos tocando el paquete, su manía de no dejarnos tirar de la cisterna,  su lectura del pronto todas las semanas (aún lo hace), sus patatas fritas con huevos cada sábado para mí y mi hermana antes de irnos a los Scouts, sus 100 pesetas para el trole, y su frase más repetida al teléfono “Cuelga que es muy caro, chao” y antes de poder despedirte ya te había colgado el teléfono...Aún me dejo algunas pero son las importantes y  me gusta que a pesar de su pena y tristeza,  en nosotros pesen más esas anécdotas y esas cosillas que la hacían especial y diferente!!


Y de momento ahí sigue la abuela, recuperándose y dando guerra y mientras nosotros intentamos sacarle alguna sonrisa que le alimente sus últimos días, meses, años y lo que le quede...



viernes, 4 de noviembre de 2016

HAY TANTOS RINCONES POR DESCUBRIR...



KHOA LEE


Si algo tiene de bueno, tanto cambio de residencia, es la posibilidad de conocer y descubrir ciudades, pueblos y rinconcintos nuevos para nosotros.


Gracias a mi vida un poco nómada, he tenido la suerte de explorar zonas desconocidas para mi, y no como una mera turista, sino con calma y reposo, con la sensación de que nada se va a escapar y de que dispongo de todo el tiempo del mundo. Y la verdad que me gusta mucho, me gusta conocer mi nueva zona de residencia, empezar a buscar mis lugares para el día a día y tener la suerte de encontrarlos; Una pescadería con pescadito fresco y de buena calidad, una frutería con frutas y verduras a poder ser locales, una papelería bien dotada de material variado, un super lo más cercano posible, una zona cercana y agradable para pasear y cargar las pilas y un par de bares para salir de la rutina semanal....Supongo que encontrar estos lugares básicos me da seguridad y me hace sentir que formo parte del barrio/pueblo...y si logro tener una relación cordial con sus dueños, mejor que mejor!! Sii soy de las que me encanta las charlas cuando voy de recaditos!!

El siguiente paso, es explorar los alrededores; buscar pueblos con encanto, playas largas para pasear en las noches otoñales, montañas para perderse, rutas de senderismo, zonas de bares chulas para tomar el vermu, (sii, me he apuntado a la moda del vermuteo, después de negarme mil y una veces a tomarlo con mi abuela adicta al Martini los domingos, pero es que el Petroni, me ha enganchado)...

Gracias a esto, conozco muchos rincones de Galicia y de buena parte de España, me gusta moverme, conocer lo que caracteriza a los lugares en los que vivo, sentirme integrada  e imaginar que pertenezco, sin pensar en que estoy de paso. Y por suerte, lo he conseguido en la mayoría de los lugares en los que he vivido.

Aquí, en el sur Gallego me está costando más tiempo, supongo que en este último año y pico, mi mente había echado raíces en la comarca de Ferrol-Terra, (zona no muy turística y que os recomiendo muchísimo).  Y pasar de vivir en el campo admirando la ría de Ferrol, a vivir en pleno centro urbanita, no ayuda mucho...Pero como sé que es temporal, voy capeando. Me reconforta bastante, que ya haya encontrado mis lugares y mis rinconcitos; ya tengo una pescadería de mano, donde me saludan con una sonrisa y tienen un pescado fresquito y muy variado, la frutería al lado del portal con algunos productos locales, ya tenemos nuestro bar de referencia para las cañas de los jueves y he encontrado MI CAFETERÍA...haz click aquí y descubrirás por que me ha abducido y he acabado montando allí la oficina de los Viernes, nunca una cafetería me había atrapado tanto!!. Tenemos ya nuestro lugar de vermuteo, con conciertos y poesía en directo,  varias playas que con el traje de otoño lucen con más encanto, listas para pasearlas en la mañanita fresquita y como no, ya hemos localizado algunas zonas para pasear que merecen ser tenidas en cuenta. Lo que si nos cuesta es el tema coche, me da muchísima más pereza cogerlo para ir a pasear algún lado lejos del asfalto, que cuando vivíamos en el campo...pero bueno, habrá que ir apabullando a doña pereza.



Pies remojados, pies livianos!!


Lo mejor de vivir en el sur gallego, es que nos ofrece la oportunidad de conocer más a fondo el norte de Portugal y el sur de Ourense que lo tenemos más abandonado. Y por supuesto ya hemos empezado!!! este finde pasado, aprovechando que Deolinda tocaban en Viana do Castelo, nos fuimos para allá, fueron sólo dos días, pero después de un tiempo de intensa búsqueda laboral y de muchos compromisos familiares, supuso un descanso total...paseos por la playa, cañitas bajo este sol de otoño pesado con afán de protagonismo, largas conversaciones, comidas bacaladeras, y todo a fuego lento lentoooooo... El concierto, estuvo muy bien, verlos en su país cambia la cosa y a pesar de que tenía pinta que estaba todo el pueblo por que había que estar, la cantante fue animando el cotarro con su voz, su dulzura y su encanto personal. Lo disfrutamos muchísimo, nos reímos, nos emocionamos y acabamos bailando y cantando en portuñol!!

Para que disfrutéis vosotros también, os dejo con una muestra de su buen hacer y una buena banda sonora para este finde otoñal, en el que parece que por fin el sol nos abandona!!





viernes, 28 de octubre de 2016

TEMAS POLÉMICOS QUE DAN PARA MUCHO.







































Este fin de semana, en una comida familiar con personas de edad variada, comentábamos el caso de la mujer Gallega que tuvo una niña con 62 años (sino conocéis la noticia, podéis informaros aquí).


El debate fue intenso; que si era un acto egoísta por que no pensaba en que pasaría cuando ella muriese y su hija quedase huérfana, que si a esa edad ya no va a poder correr detrás de ella, que si lo ha conseguido por ser médica...Y yo, como siempre en el medio, intentando ver la noticia desde distintos puntos de vista y buscando polémica. Entiendo que puede ser un acto egoísta, pero ¿acaso la maternidad no es un acto egoísta en su mayoría...? Por llenar vacíos, por sentirnos bien con nosotras mismas, por tener la familia deseada...No hay que olvidarse de que la mayoría de las decisiones que tomamos son egoístas por que van dirigidas a satisfacer nuestros deseos y/o necesidades.

Además, ¿no podemos pensar que a lo mejor le va a regalar una infancia tremendamente feliz y valiosa?. No lo sabemos, por que no la conocemos y sin conocer, sacar esas conclusiones me parece muy atrevido. Lo que si que podemos intuir de la noticia, es que es una niña querida y ansiada, y eso ya es bastante. ¿Cuántos/as niños/as no deseados/as hay en este mundo?. ¿Cuántas infancias trucadas por falta de cariño y atención?. Yo respeto totalmente su decisión y me inclino a pensar que puede que esa niña tenga la suerte de tener una infancia inolvidable que la dote de herramientas  emocionales para enfrentarse a la futura falta de su madre. Además, ningún niño está libre de quedar huérfano a edad temprana, yo conozco algunos/as y han salido adelante...y es que, nos guste o no, los reveses son parte de la vida.

Lo que me hizo sulfurar un poco, fue cuando salió a relucir la famosa DIFERENCIA GENERACIONAL. Utilizaron el argumento que no se entenderían por las 6 décadas que las separan y que la hija no podría entender la vida que la madre ha tenido. Y de ahí llegamos a la idea que estoy cansada de escuchar, que se refiere a que nuestra generación no entiende lo que nuestros padres/madres han pasado; hambre, trabajos duros desde la infancia, muchas dificultades económicas, emigración temprana, una guerra...Y francamente me molesta mucho este tipo de comentarios, evidentemente no se lo que es vivir este tipo de acontecimientos por que no los he vivido y necesito que me los cuenten, pero puedo entenderlos, puedo empatizar con lo duro que ha sido y puedo comprender ciertos comportamientos actuales y perdonarlos debido al pasado vivido. Pero no es justo que se nos eche en cara no haber vivido con esas dificultades. Nosotros no tenemos la culpa, no. No somos culpables de que no hayamos vivido una guerra, no somos culpables de que nuestros padres nos hayan querido darlo todo, no somos culpables de no haber pasado hambre...y no, no hemos pasado eso, pero tenemos otros obstáculos que saltar y para los que a muchos/as no se les ha preparado. Y no pasa nada, hay que aprender, pero creo que  tenemos que asumir nuestra responsabilidad. Las personas deberíamos asumir que somos responsables de la sociedad que dejamos a las futuras generaciones, y de como los educamos. Si me quieres dar todo, luego no me eches en cara que no se lo que es pasar hambre, ni vivir una guerra. Edúcame para que sea sensible hacia la gente que pasa por todo esto y tenga empatía hacia las personas que tienen la vida mucho más complicada que yo. Pero dejemos ya de utilizar argumentos de abuelo cebolleta, por que las generaciones se pueden entender y enriquecer mutuamente, eso sí, hace falta dejar los reproches bien lejos, hablar sobre todo lo pasado y una alta buena dosis de empatía...


martes, 4 de octubre de 2016

CANCIONES QUE DESENCAJAN.







Hay canciones que tienen el superpoder de removerte por dentro, de abrir puertas que estaban cerradas con candados, puertas que duele abrir y que cerramos para no sufrir y poder seguir adelante, o puertas que creíamos abiertas pero que en algún momento, nuestro inconsciente las ha cerrado para favorecer la supervivencia. Una palabra o una melodía pueden bastar para que esas puertas se abran y todas esas emociones secuestradas, se desparramen, pringándolo todo.


Y esto fue lo que sucedió aquella noche de finales de Agosto. Celebrábamos el final de la temporada en nuestro bar favorito de esos meses, disfrutando de su expresividad y de su atrapadora y cautivadora voz. Cuando sonó esa melodía, no se por qué sentí un escalofrío, y a poquitos me fui empequeñeciendo y entristeciendo. No entendía mucho la letra, pero esa voz, esas notas al piano y esas palabras me estaban removiendo entera...y entonces vino LA FRASE; "Where is my home?". Estas cuatro palabritas juntas provocaron en mi, dudas, frustraciones, deseos, morriña, nostalgia, ilusión...Todas juntas se revolvían y se arrejuntaban en mis entrañas, las lágrimas, conquistaron  mi cara, me miraste, lo entendiste todo, me abrazaste y me regalaste un momento de los que yo llamo "complicidad máxima". No pensaba, solo sentía mi herida.


Ayer volví a escuchar esa canción, y de nuevo, la emoción, y de nuevo las lágrimas...y de nuevo remuevo esa frustración por no sentir todavía que estoy donde quiero estar, esos deseos de permanecer, esas dudas de si será este por fin mi lugar, nuestro lugar, esa nostalgia por aquellos años en que tuve LUGAR y HOGAR, esa morriña por todos aquellos hogares que pensé míos pero que ahora son de otros/as...y como no, esa ilusión por que esta vez si.

Y como soy de las que pienso que, las heridas hay que intentar cerrarlas...vuelvo a escuchar la canción, a ver si va cicatrizando.











jueves, 15 de septiembre de 2016

EL OTOÑO ACECHA....







De nuevo Septiembre, de nuevo el otoño mostrando sus encantos, encontrándome con la energía renovada tras unas merecidas vacaciones en Burdeos y en el parque natural de As Landas, dos lugares que me sorprendieron muy muy gratamente...y que recomiendo exploréis.



Y mientras a mi alrededor oigo comentarios lamentando la huida repentina del verano, yo aplaudo las temperaturas frescas y disfruto del olor a tierra mojada, del airecito en la cara y del sonido de la lluvia en las ventanas.

El otoño es mi estación favorita, y desde que la inestabilidad reina en mi vida, más todavía, por que septiembre significa la vuelta a una mínima rutina...Este otoño es más importante si cabe, inicio una nueva etapa. Tras muchas idas y vueltas, parece que ya tengo un lugar para pacer a largo plazo. Una ciudad nueva, un hogar nuevo, gente nueva y claro está una vida nueva. Y esto me lleva a una nueva reinvención laboral y ya van unas cuantas pero esta vez con las cosas mucho más claras, más realista, más motivada y con la certeza de que no voy a hacer lo que no quiero hacer.

Me encuentro bastante motivada, con ganas y consciente de que esto será una carrera de fondo, donde la constancia tiene que gobernar mi vida. La falta de trabajo y de una ocupación estable, a veces te consume, y te desmotiva a tal punto, que pierdes las ganas de buscar y te agarras a lo que tienes y a lo que viene y eso es lo que me ha pasado, he estado como pollo sin cabeza, cogiendo lo que venía y sin una idea clara de a donde quería llegar y lo que quería hacer, pero ahora lo tengo mucho más claro. Se que no quiero emprender, no quiero tener mi empresa propia, pero quiero trabajar y quiero utilizar mis habilidades y capacidades como educadora, por que esto es lo que yo puedo y quiero aportar a la sociedad.  Así que ahora he decidido buscar con empeño y constancia ese trabajo que anhelo y mientras, iré picando aquí y allá, poniendo mis habilidades y capacidades al sevicio de asociaciones y entidades sociales, pero con la idea clara de a donde quiero llegar y que es lo que no quiero hacer; no quiero hacer fiestas de cumpleaños, no quiero animarle la vida a nadie, no quiero entretener meramente, no quiero hacer talleres con niños/as obligados, no quiero impartir cursos en los que no creo y no quiero hacer talleres donde se le da más importancia al envase que al contenido. Yo quiero formar parte del desarrollo educativo de niños, adultos y mayores, quiero acompañar en procesos educativos, quiero facilitar herramientas y estrategias que ayuden a las personas a crecer en todas las áreas de desarrollo, quiero ayudar a formar personas autónomas y críticas y sobre todo quiero retroalimentarme de todo lo que puedan ofrecerme.

No sé a donde llegaré, pero de lo que estoy casi segura es de que, conociendo mi vida, no será mi última reinvención...

Así que ala disfrutar del otoño, de las rutinas y de todo lo que os de la gana!!!






Y como la vida con música se lleva mejor, os dejo una de mis prefes del Señor Aute, que no está pasando una muy buena etapa y ha tenido que suspender varios conciertos, entre ellos uno donde estaba previsto encontrarnos de nuevo. Una pena.








jueves, 28 de abril de 2016

LA IMPORTANCIA DEL AUTOCONOCIMIENTO.





Paseando por esta playa semisolitaria, mientras suena "El cometa Halley" fusionado con el ronroneo del mar, y la mente se vacía, pienso en por qué tardo tanto en venir a este lugar cuando me siento desganada y desanimada. ¿Por qué?, si al minuto uno de pisar la arena en este oasis ya me rescata. ¿Por qué?, si se que paseando por tu orilla, respirando la esencia de tu mar y sintiendo esa brisilla, se esfuman los agobios. 

 ¿Por qué tardo tanto en recurrir a este oasis que me rescata?




miércoles, 24 de febrero de 2016

ESPERANDO A LO ESPERADO.





MATT WISNIEWSKI




Aquí estoy, volviendo a escribir en el  blog, mientras tu estás en  lo que podríamos decir el inicio del fin. Ya lo decía nuestro querido Ivan;  "todos los principios son finales disfrazados de oportunidades"..y este principio será eso, el final de un largo y tedioso proceso que ha paralizado tu vida pero que te ha hecho más fuerte, más valiente y más presente que nunca. Y he ahí la oportunidad.



Mientras tu estás en la sala de operaciones, nosotros esperamos lo esperado y el grupo de whatssap arde. El humor negro siempre ha sido nuestra defensa, y esta vez no nos quedamos cortos. Si bien, he de confesarte que en esta ocasión me está sobrepasando y no comparto la ligereza con la que nos estamos tomando este asunto...Claro que pasará, claro que en unos meses podrás seguir una vida normal; probablemente, pero el proceso es el que es. Ya sabes que a mi el positivismo de supervivencia a veces me supera y que soy de las de al pan, pan y al vino vino. Y esto que te está pasando es una putada. La mierda que te han metido, es una putada, los efectos secundarios son una putada, dejar tu vida laboral ahora que empezabas a remontar, es una putada, que te quiten un pezón y parte del pecho, es una putada, que aún tengas que meterte más mierda después de hoy, es una putada...y así podría seguir... Y no, no es negativismo, por que se que con mucha probabiliad esto pasará y  lo superarás. Pero no podemos cerrar los ojos a lo que es. Con lazitos rosa y carreras costeadas por marcas que luego nos dicen lo monas que debemos estar, no se soluciona el problema. Y yo sé, bueno no, no sé,más bien imagino, que es un proceso muy tedioso, lleno de incógnitas, de malestares que nunca habías sentido, de perdidas dolorosas, de toma de decisiones difíciles...y un sinfín de complicaciones más

Mientras espero, atenta al móvil, pienso en nuestra relación, en las idas y venidas, en las dificultades...Hace un año y medio, te perdimos la pista. El día que te esperábamos para la mini boda, no apareciste.  Cierto es, que ya llevabas años apareciendo y desapareciendo, pero nosotras te aceptamos así, nos aceptamos, nos comprendemos y aprendimos a disfrutarte cuando estás. Si bien, en esa ocasión, costó asumir tu silencio y tu necesidad de soledad.  Esta vez fue mucho tiempo, 10 meses.  Un día de primavera, vino a mi el deseo de escribirte y así lo hice, y sorprendentemente respondiste. Tienes ganas de verme y de contarme cosas. Una sorpresa más; tú, expresando emociones. Evidentemente nos vemos. Soy de las que pienso que los rencores solo sirven para oscurecernos. Me cuentas toda la historia; una semana antes de la miniboda, a tu hermana le detectan cáncer de mama, te derrumbas y os volcáis con ella y aunque yo sigo sin compartir esa manera tuya de enfrentarte a los problemas desapareciendo, te apoyo y te escucho atónita. Más atónita me quedo aún, cuando me cuentas que a ti te han detectado un bulto y que estás pendiente de cita para biopsia...Y a partir de ahí, todo fue un camino pedregoso, demasiado rápido y doloroso. Eso sí, esta vez con nuestro apoyo y con nuestro humor negro como bastón. Así que, va a ser que la nécora (como le llamas tu), ha tenido algo positivo; NUESTRO REENCUENTRO.

A estas horas ya sabemos que todo ha salido bien, estás en reanimación y todo ha ido según lo previsto. La tensión acumulada explota en modo lágrimas a borbotones. Luego me río, pienso en que esto es el principio del fin y me pongo a Iván. Que bueno tenerte cerca, hermanita por elección!!


 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...