RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

jueves, 6 de octubre de 2011

EN LOS ULTRAMARINOS AHORA SE VENDE ORO.





Es triste ver como las tiendas barrio de toda la vida van desapareciendo, aquellas donde te saludan con un buenos días, con un sonrisa, te llaman por tu nombre, donde saben que quieres o cómo lo quieres, donde te enteras de la vida del vecino y te preguntaban por la tuya propia, donde todo está tratado con naturalidad, donde no hay técnicas de marketing, donde tu eres el protagonista, y no hay más, luego,  todo fluye..

Sin embargo, hay personas que prefieren caminar por enormes pasillos llenos de productos y más productos, colocados expresamente para llamar tu atención y que piques cuanto más mejor. A mi no, a mi me gusta que me saluden con una sonrisa, pero una sonrisa de verdad, no una sonrisa "profiden", que me hablen del tiempo, que me cuenten su vida si quieren y yo ya veré si le cuento la mía. Que me busque el mejor melón que tenga, y me corten los rabitos de los puerros y de las cebolletas. Yo quiero un trato de tu a tu...

Y  que negocios abren ahora en los barrios?  Pues tiendas "Vendo oro" a diestro y siniestro y ayer mientras me recorría la ciudad, curriculum en mano, vi como estaban montando dos BINGOS,  me sorprendió muchísimo. Es que es reírse del pueblo en su cara, ¿Qué os han montado una crisis? No os preocupéis, que aquí os monto yo un binguito, para que os relajéis, disfrutéis y os olvidéis de los problemas. Durante un rato claro, por que cuando salgas, tendrás algunos más, pero esto no se lo digas a nadie shhh!!   Y es que siempre hay algún listo que sabe cómo aprovecharse de las desgracias ajenas. Es verdad, que a los bingos también va gente de pasta, pero me temo que no la mayoría. 

Es que nos están tomando el pelo, nos están tomando el pelo, nos están tomando el pelo, nos están tomado el pelo, nos están tomando el pelo, nos están tomando el pelo, nos están tomando el pelo, nos están tomando el pelo, nos están tomando el pelo…


Y he aquí la mejor canción dedicada a todos ellos.

6 comentarios :

  1. Yo vivo en un barrio, barrio, y me encanta y a comprar a la carnicería, a la frutería, los supermercados están bien para algunas cosas, pero para otras deberíamos elegir lo de siempre.

    ResponderEliminar
  2. ains si, a mi me encanta, igual es por que yo antes no vivía en un barrio barrio, como tu dices, pero ahora si, y lo disfruto como una enana, vamos que soy una más.jeje, un besin

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, es triste. Hasta el olor de un ultramarinos se echa de menos. Pero la vida ha cogido velocidad, y ya nadie puede esperar a que Carmiña, entre comentario y comentario, vaya cortando las lonchas a dos por minuto. Luego está el precio... Yo me he preguntado muchas veces qué hacía la gente cuando hace apenas veinte años no existían los cuarenta hipermercados que hay hoy en día en cualquier ciudad de tamaño medio.
    Lo de la sonrisa... va con el animal. A mí me pueden atender con una sonrisa cóncava o convexa, un profesional o un quemado, pero lo que gano es que no le va a contar mi vida a nadie. Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, ¿no?

    Y luego están los chinos...

    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Pues antes se compraba lo justo y necesario, y no tenían un montón de productos inútiles a la vista. Y lo de contar la vida, pues si, es una putada a veces, y más ahora que tendemos al individualismo, y que queremos ir a lo nuestro, sin distracciones. Pero no somos seres sociales por naturaleza?? Si, no nos gusta que nos hablen en las tiendas, que nos cuenten su vida, pero vamos al facebook y husmeamos en la vida de los demás, y/0 contamos la nuestra, y lo mismo en los blogs. Esa vena cotilla siempre va a salir por algún lado jeje.

    Y los chinos merecen una atención a parte,ains que miedito me dan!! ya he hablado de ellos por aqui;

    http://volboretinha.blogspot.com/2011/09/mis-vecinos-los-chinos.html

    Bicos y gracias por pasarte, todo un honor que se pase usted por mi humilde blog.

    ResponderEliminar
  5. En efecto es una pena pero como se suele decir tenemos lo que queremos. Si las tiendas de barrio van cerrando es que su demanda es pequeña y el mercado manda. La mayoría de esas tiendas eran empresas familiares y hace mucho tiempo que la gente joven quiere dedicarse a otras cosas y se rompe la tradición.
    Nos toman el pelo? o nos lo tomamos nosotros. Hemos tenido unos cuantos años de vacas gordas y nos hemos estado tocando las narices viendo como pasaba el tiempo y lo bien que vivíamos con el dinero que nos dejaba el banco y ahora se nos abrieron los ojos.
    La canción de Víctor Jara que es americana y creo que de los 50/60, la filosofía que expresa llegó a España con retraso. Allá por los años 80 en los tiempos de los grandes pelotazos se volvió a adorar al dios dinero y muchos españolitos se pirriaban por tener un adosado, un BMW en la puerta y con él y la familia ir el sábado por la mañana a la compra al hiper.
    Más o menos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón Jota, la responsabilidad es nuestra, por que la demanda es pequeña por que nos dejamos engañar por las grandes multinacionales, pero digo yo, tan difícil sería conseguir el equilibrio? no sé, hoy compro en una tienda pequeña, mañana en una gran superficie... y estoy de acuerdo contigo en que tenemos lo que merecemos, que no supimos ver lo que venía detrás, y hay gente que ha vivido por encima de sus posibilidades. dejemoslo en fifti fifti :), muy bueno tu análisis de los 80 jeje, y si, la canción es en realidad de Malvina reynolds, y Victor Jara la adaptó en los 70, pero yo la conocí primero por el, y la verdad que me gusta más, el tonito que le pone es muy bueno. bicos

    ResponderEliminar

tienes algo que decir?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...