RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

miércoles, 15 de febrero de 2012

MI PRIMERA VEZ.


PAOLA ARAGÓN



NUESTRO DÍA A DÍA ESTÁ LLENO DE PRIMERAS VECES.


LA PRIMERA VEZ QUE NOS DESPERTAMOS HOY.


LA PRIMERA VEZ QUE ME CRUZO CON ESA PERSONA DESCONOCIDA PARA MI POR ESTA CALLE.


LA PRIMERA VEZ QUE MIRO PARA ESE ESCAPARATE.


LA PRIMERA VEZ QUE MIRO AL CIELO DE HOY.


LA PRIMERA PALABRA QUE TE DIGO HOY.


LA PRIMERA VEZ QUE ME RÍO DE ESO TAN GRACIOSO QUE HAS DICHO.









Muchas de esas primeras veces nos pasan desapercibidas, otras no. Nuestra vida está llena por lo tanto de infinidad de primeras veces. Mis primeras veces nunca serán las tuyas, ni las tuyas serán las del. Pero sin embargo, puedo compartir una primera vez con el o contigo o con nadie. Podemos incluso tener a la vez una primera vez, pero nunca serán iguales, por que mis sensaciones no serán las tuyas. Tu no sientes como yo, ni yo como ella, ni ella como él. Nadie siente de la misma manera, por que nadie es igual que nadie. Hay primeras veces que se viven con intensidad, otras con miedo, muchas, con la impaciencia de que lleguen ya o con muchísimas ganas de que pasen de una vez. Las primeras veces pueden doler, pero algunas, vendrán acompañadas de la primera vez que superas o te enfrentas a esa primera vez. Existen aquellas primeras veces que nos llenan de orgullo o que nos sacan una sonrisa. Sonrisas que se pueden convertir en llanto por primera vez ofreciéndonos la oportunidad de sentir un abrazo reconfortante y apacible, que puede que sea otra primera vez, pero deseamos con fuerza que no sea la última. Asumir ciertas primeras veces es difícil y es fácil que sea la primera vez, que deseemos que no haya otras primeras veces como esas. 

Hay primeras veces que no se olvidan, que recordamos habitualmente y contamos en numerosas ocasiones a nuestros amigos y/o familiares...¿Quien no ha contado con entusiasmo su primer viaje al extranjero? o ¿su primera borrachera? o ¿su primer concierto? o ¿la primera vez que anduvo en bicicleta sin ruedines?. Otras primeras veces nos gustan disfrutarlas a solas con nosotros mismos, recreándonos en esas emociones que nos invadieron. Y otras simplemente las olvidamos o querríamos olvidarlas.

Mi cabeza se llena ahora de multitudes de primeras veces. La primera vez que me fui de acampada, la primera vez que oí hablar de la osa mayor, la primera vez que nadé sin flotadores, la primera vez que actué en público, la primera vez que me quedé sola en casa, la primera vez que me peleé en el cole, la primera vez que me perdí en la calle, la primera vez que salí de noche, la primera vez que acabé un contrato de trabajo, la primera vez que me despedí de los chicos de la residencia, la primera vez que volví a verlos, aquel viaje bautizado como el "viaje de las primeras veces", la primera vez que me fui de viaje yo sola, la primera vez que fui a la universidad, la primera vez que saqué un sobresaliente, la primera vez que me leyeron las cartas del tarot, la primera vez que me dijeron te quiero, la primera vez que sentí cosquillitas en el estómago, la primera vez que viví en un piso compartido, la primera vez que conduje un coche, la primera vez que conduje una furgoneta, la primera vez que me sentí abandonada, la primera vez que dormí en una playa, la primera vez que le ví, la primera vez que despedí a alguien para siempre, la primera vez que estuve allí,  las primeras vacaciones con él, la primera vez que hablé en otro idioma, la primera vez que me pusieron un sello en el pasaporte, la primera vez que viajé en avión...

Hoy tuve una primera vez de esas que no se olvidan, que me hizo pensar en que es un gustazo hacer cosas por primera vez. Hoy fue la primera vez que vi una película sola en el cine. Y cuando digo sola, es sola. Fue una sensación muy rara. Al entrar y ver la sala vacía, me sentí incómoda pero después pensé, es la primera vez que me pasa esto, ¡Soy una privilegiada!. Como siempre, necesitaba compartirlo. Así que le llamé, es que me hubiese gustado que fuera la primera vez que estábamos los dos solos en una sala de cine, pero bueno,ya habrá tiempo. Cuando colgué el teléfono, empecé a mirar a la derecha, luego a la izquierda, luego atrás...todavía no me lo podía creer, no había nadie!!, aunque si pensamos que hay cuatro multicines bastante grandes, para una ciudad de 250.000 habitantes, igual es hasta normal. Poco a poco me fui adaptando a la situación, bueno he de reconocer que cuando el cine se quedó a oscuras, me dio impresión y mi primera reacción fue mirar hacia atrás, por si acaso había alguien escondido dispuesto a darme un buen susto!! (Si, soy un poco asustadiza, ¿y que? ). Pero luego le cogí gustillo, me descalcé, repartí mis cosas por los sillones de ambos lados, saqué mi botella de litro y medio de agua, mis regalices, me repanchigué, y ala a disfrutar!!! ¡que gozada!. Sobre todo el hecho de que acabe la película y nadie te meta prisa para que te levantes. Así que, ahí me quedé yo, sola, escuchando la última canción, disfrutando del regustillo que me dejó la peli, viendo los créditos y sin escuchar murmullos. Para no olvidar.

Sólo espero que no sea la última vez que tengo una primera vez tan  reconfortante y estimulante, por que la vida y el día a día,  vienen acompañados también de últimas veces, aunque por momentos nos cueste asumirlas. 


Brindo por las primeras veces, y brindo acompañada de esta maravillosa canción que en su día, escuché, bailé  y disfruté por primera vez. ¡¡Que momentazo aquel!!



21 comentarios :

  1. Esta escena que nos describes del cine solitario, no sé por qué, me ha dado escalofríos. ¿Qué está pasando? Yo hace siglos que no voy al cine, ahora que lo pienso, se está convirtiendo en un lujo. qué pena....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, ayer pagué 5,70 y eso que con entrada de estudiante. y eso que es una ciudad pequeña!! pero es que claro, también están abriendo un sin fin de centros comerciales, cada uno con su cine megaultrasuperguay y no hay para todos!!!

      Eliminar
  2. Sí, tienes razón, cuantas primeras veces, tantas buenas y otras no tanto, que nos permiten poder valorar las que lo son, y esa forma tan subjetiva de apreciación de las cosas de cada uno, donde no se podría afirmar sin ningún género de dudas, si lo que hemos vivido es en realidad como lo recordamos, o tal vez lo amoldamos sin darnos cuenta como mejor nos conviene, esa forma de engañarnos a nosotros mismos, la cual tal vez nos sirve para ir afrontando el día a día que nos ha toca estar. ¿Qué nombre tan desolador tenía la película? Solo te falto intervenir en la misma, te encontraste como en casa, nunca mejor dicho.
    Hoy sí que estoy de acuerdo contigo con la música, yo también brindo, pero por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuan cierto es eso que dices. Cómo transformamos esas primeras veces, cuando las vamos contando, y vamos añadiendo ornamenta a las situaciones, hasta que acabamos creyendo que en realidad pasó eso que estamos contando. La peli que fui a ver, fue Katmandú, un espejo en el cielo. Me decepcionó un poco, pero mereció la pena ir. Brindemos entonces Señor Blomkvist.

      Eliminar
  3. Hay ciertas primeras veces que deberían quedar enmarcadas para siempre y no intentar repetirlas para que no pierdan su magia.
    Curiosa experiencia la soledad en el cine, tiene que ser una maravilla el no escuchar los comentarios en cada escena que el/la listillo/a de turno se empeñan en destripar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque las repitamos, no serán igual. Se convertirán en otras primeras veces. Pues si, es una experiencia curiosa y algo inquietante!!

      Eliminar
  4. Dios... Me ha encantado este texto, es perfecto de principio a fin. Creo que es mi entrada favorita de todas las que has publicado. Me encanta, simplemente. Es que has reflejado esa "cosa" especial de las primeras veces, sean buenas o malas, pero todas tienen algo.
    Fantástico, me has dejado sin palabras, de verdad...

    Por cierto, a mí lo de ir al cine sola no me ha pasado, pero si lo de ir al cine sólo con un amigo y que no viniera nadie más, también fue especial :)

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por tu comentario, no puedo negar que me ha hecho mucha ilusión. Es la primera vez que me dicen algo así, yuhuuu!! Soy consciente de que las palabras no son lo mío y estoy intentando mejorar. Soy demasiado emocional y sentimental y se me hace difícil expresar todo eso en palabras, soy más de expresión corporal, pero es verdad que cuando más cómoda estoy y más me inspiro, es cuando hay muchas emociones y sensaciones por el medio. Y en este caso había muchas! Besitosss

    ResponderEliminar
  6. En este preciso momento estoy viviendo una primera vez, es la primera vez que tomo tereré de manzana, pensé que iba a ser asqueroso y me ha resultado una delicia!! Tereré es mate bien helado y en vez de agua lo estoy bebiendo con jugo de manzana, inventé una bebida fresca, ideal para estos días insoportaaaaablemente calurosos!!!

    Siempre hay una primera vez, siempre. Hay que estar atenta como vos para ver que esas pequeñas cosas están sucediendo y tener la sabiduría de disfrutarlas. Por ahí decís que sos un poco asustadiza, pero leyéndote y viendo todas las cosas que has vivido, creo que sos bien valiente!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca había oído hablar del tereré, pero me gusta la palabra, es divertida!! y si te refresca, pues bienvenida sea. No digo que no sea valiente, para algunas cosas, pero me asusto con mucha facilidad y con grititos y todo jeje!!

      Eliminar
  7. ¡Olle... que bien bolvoretinha!,para mi esta canción es la primera vez que la escucho y por primera vez me moví en el sofá a su ritmo ¡que guay!
    Ahora el temita del cine...yo no sé si sería capaz de aguantar allí sola aunque la película fuese de risa...
    De todas formas tu estuviste sola en el cine por primera vez y yo lo he escuchado por primera vez,así que seguro que quedará en mi memoria para siempre como esa primera vez.
    Un temita que da para mucho,si yo te contara...
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta canción es genial, hacía mucho que no la escuchaba, y ayer no sé por qué me vino a la cabeza. Fue un poco inquietante, pero no iba a irme no??

      Eliminar
  8. Yo recuerdo la primera vez que comí sola en un bar: fue guay, con una novela y un bocadillo de calamares. Me sentí un poco como tú, sin prisa por marcharme y disfrutando de la calma y de la soledad (que a veces viene tan bien). Hay primeras veces que me gustaría borrar, como la primera vez que vi "Lo que el viento se llevó" o lei "Rebeca", y volver a vivirlas de nuevo. Y aún quedan muchas primeras veces por delante :).
    Biquiños, guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita primera vez, jeje, con un bocata de calamares de esos que hacen en alguna tasquilla de Madrid, no podía ser de otra manera. Pes habrá que estar preparadas para disfrutar de las que quedan por venir. Besitos hermosa

      Eliminar
  9. Nunca he ido sola al cine, ves? no he tgenido mi primera vez aún jejej
    no lo descarto
    besotes y a disfrutar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nunca? Ah pues yo si, y ya hacía tiempo que no iba yo sóla, y lo echaba de menos. pruébalooo

      Eliminar
  10. VOLBOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!
    YA VOLVIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIÍ!!!!!!!
    YA REGRESÉ A DAR DE GRITOS POR AQUIIIIIIIIIIÍ!!!!! JEJEJEJJEJEE!!!!

    Sabes? Hace no mucho posteé en mi blog algo que decía: ¿cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? Y recuerdo que la reflexión derivó en sentimientos hermosos, porque se debe ser muy dichoso cuando se tiene la fortuna de conseguir primeras veces siempre y se sabe disfrutarlas.

    Así que brindo contigo (ya sabes, con una Pilsen heladita -que aquí hace un calor que nos está derritiendo-) y MUAKSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!

    Buen finde, preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ehhh has vueltooooooooooooo?? :)))). Como se te echa de menos ehh!! Pues claro que lo sé hermosa Sweet, me acuerdo perfectamente de ese post, y tuvo mucho que ver en este, puesto que cuando estaba en el cine, me acordé de tu post, y pensé ahora es la última vez que hice algo por primera vez. Me serviste de inspiración !!!! Brindemossssss, pero yo me pido una estrella Galicia o una cuzqueña jajaj!! Buen finde a ti también, que lo disfrutes con tu Daddy... Besitosss

      Eliminar
  11. A veces las primeras veces molan, otras no y casi mejor olvidarlas. A veces las vez 1000 es como la primera y también mola. Lo mejor es no perder la curiosidad, porque entonces estamos perdidos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sue, gracias por la visitilla. Pues si, está genial que la vez 1000 que hacemos algo, sigamos disfrutando como la primera, a mi me pasa con el chocolate, jaja siempre lo disfruto!!

      Eliminar
  12. Yo también tuve mi primera vez...
    http://superehore.blogspot.com/2011/05/mi-primera-vez.html
    ;)

    ResponderEliminar

tienes algo que decir?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...