RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

martes, 23 de octubre de 2012

DIAS RAROS Y TARDE DOMINGUERA DE NOSTALGIA MUSICAL.



¡¡Que ricos los últimos rayos de sol otoñales!!

Los días raros by Vetusta Morla on Grooveshark





Llevo encima unas semanas, unos días, donde emociones muy diferentes y contradictorias se han ido turnando dentro de mi, algunas hasta se han dado alguna que otra ostia, días en los que, lo que por la mañana era, por la tarde ya no era, días multicolores, días en los que sentía que el universo no estaba de mi parte, días en los que siempre había alguna novedad que provocaba un nuevo vuelco en mi estómago, días en los que la contención fue mi principal estrategia, días en los que los interrogantes se acumulaban desde mi cabeza a mis pies,  días de lágrimas, carcajadas, nudos, gritos, abrazos, días de decepciones, días de esperas desesperadas, días de música cortavenas y de canciones metadona, días de los que extraigo palabras que hacen daño y palabras que empujan ; "te quiero", "te echaré de menos", "no te preocupes todo irá bien", "estoy acojonailla",  "Menudo lío tengo", " El destino está haciendo horas extras contigo" "¿Estás segura de lo que vas a hacer?, " Arriba el amor" "Te envío un empujoncito de esos que ayudan a alcanzar sueños" "Another thing little butterfly" "¿De verdad te llevas al Florito?", "Me voy contigo y paso allí unos días" ...En fin,  han sido días raros, rarunos.

Pero también, la vida me ha traído un Domingo 21 de Octubre, otoñal, lluvioso y estupendísimo para guardar en mi diario mental. Un domingo de peli, de tabú y sobre todo un domingo de nostalgia musical, cantando a pleno pulmón, haciendo playbacks y soltando todo lo contenido en las últimas semanas. Prepararos, por que lo que viene ahora no os va a dejar para nada indiferentes, son esas canciones que a mi y a mi amiga Bb, nos acompañaron en  la infancia y adolescencia, pero a las que no sacábamos el polvo desde hace muchos pero que muchos añós!!


Esta canción, me gustaba mucho. Recuerdo que la cantaba y bailaba en las escaleras de casa de mi abuela!! y una vez hasta le robé a mi madre una sombra de ojos  azul.  Ainss que pintiñas y que tristeza de canción!!! 



Aquí ,otra que nos vino a la cabeza y flipamos con el vídeo, que tipazo la tía, y que pelasooooo, ¿volverá la permanente algún día??





Mi amiga se acordó de esta, y al ver el vídeo; ¡Sorpresa! descubrimos a la "gertru", si!!!, Lola Baldrich formaba parte de las "Objetivo Birmania", ¿quien no ha cantada alguna vez este hitazo?? y peazo bailecito, si es que, como echo de menos esos bailes ochenteros, y no la macarena esa!! esto si que es una coreografía con estilazooo!!



No sé ni como ni porqué, mi memoria me trajo esta canción de vuelta, buff recuerdo que de pequeña mi padre me ponía a nana mouskouri y me calmaba y si la veía en la tele me quedaba hipnotizada mirando para ella!!!, es que las gafas le quedan de un bien...




Esta me recuerda a comidas familiares, a karaokes en compañía paterna y a mis primeros pasos con la guitarra, que se quedaron ahí, en pequeños pasos!!




Cómo no, me acordé de ella, la favorita de mi abuelo, mira que quería a mi abuela ehh, pero es que era ver a esta mujer en la tele, y se ponía loquito.




Y está, por supuesto Maritrini, esa gran diva, que a mi hermana y a mi nos ganó, por cantar así de bien con la boca torcida,  si hasta la imitábamos las dos cantando al unísono,  para desgracia de mi madre!!



Y por último la canción estrella, que no escuchaba desde mi infancia. Recuerdo muy bien este vídeo y la mirada final del hombre de Pimpinela!! como me impactó,  buff!! con ellos aprendí lo que era poner los cuernos!!

 


Y hasta aquí, una revisión a mi cultura musical de la infancia!, si es que con este pasado,  es normal que me flipen los vídeos de Camela!!

Venga, ahora os toca a vosotros/as, ¿alguna canción poco recurrente que os haya marcado en la infancia??

viernes, 5 de octubre de 2012

DE TODOS UN POCO Y UN POCO DE CADA UNO IV


¿ Pensabais que me había olvidado? nooooo!!!  Pero he de reconocer, que este me ha llevado más tiempo aderezarlo.  Siempre intento, que la música y las imágenes encajen con la historia lo máximo posible y hay veces que cuesta más que otras, y de hecho no estoy del todo satisfecha, pero ya no podía retrasarlo más...así que aquí tenéis vuestra sexta creación!!




El miedo by Niños Mutantes on Grooveshark  




BROOKE SHADEN


Me despierto dudosa, incierta, pensando todavía que esto no puede ser real. "La vida da muchas vueltas" decía mi abuela cuando me esforzaba en planear mi futuro.Y "deja que te las de", añadía mi sabia madre. Estas palabras se hacían más que reales en el día de hoy. Yo, dependienta de toda la vida, cambiaba el mostrador por el escenario, los días por las noches, clientas en busca de la mejor lencería con la que resaltar su figura y exaltar la figura de otros, por  hombres buscadores de pasiones furtivas, prestigiadores profesionales de palabras y amores irreales, a los cuales volvía una y otra vez a sucumbir, de una manera involuntaria, predestinada, víctima de mis constantes incertidumbres, tratando de mitigar esa incomunicación que resultaba mi vida, a cualquier precio. Pero hoy he pellizcado mi cansada piel, para comprobar que todo lo que ayer viví fue verdad.

Fue una temeridad engancharme en la barra para bailar el primer día, intentar hacer alguna acrobacia sexy, pero fue lo único que se me ocurrió, lo había visto en las películas, y la verdad, estaba más perdida que un pulpo en un garaje, agobiada, con todos esos ojos lascivos puestos en mi. Cuando resbalé y me di de bruces contra el suelo no me atreví a levantar la cabeza, me quedé allí parada, como un avestruz, escuchando las carcajadas de todo el local, quería morirme, hasta que noté que alguien me cogía de la mano susurrándome al oído... " No sueltes mi mano, yo te libraré de todo a tu alrededor", Solo pudo oír su apacible voz, y sentir el nervio de su mano, mientras sus ojos se deslumbraban por una fuente de luz multicolor. Ella tan insignificante e invisible para el mundo que le acorralaba, ¿cómo había acabado en aquel club tan sórdido? Y verificó en su memoria, aquel encontronazo imprevisto con su destino, el que siempre le había esquivado, del que le hablaban las matriarcas de su familia, ese que veía en las películas, en esos libros que le ayudaban a engalanar su imaginación, siempre despierta para esquivar el entorno e su subsistencia.



CHRISTOPHE VERDIEN


Sobrepuesta al primer impacto de aquella presencia, intentó equilibrarse sobre aquellos tacones que nunca pensó llevar; intentó ocultarse tras la escasa tela que jamás creyó que podría entallarse y sintió en aquellos dedos ajenos, una fuerza que antes no percibió en su vida, una que la halaba desde adentro del pecho. Una vez en el exterior del local, fue cuando pudo advertir íntegramente su aspecto. Era al igual que ella, vulgar, calvo como el de la lotería o como cualquiera con problemas de alopecia, corto de talla, y de mente resultaba pronto para afirmarlo, con un espasmo en el ojo izquierdo, que parecía una invitación. Cuando él le pregunto por su nombre, pudo comprobar que tenía un trastorno de la comunicación (tartamudez), muestra que no pudo apreciar anteriormente por la algarabía reinante. Y evidenció que ambos padecían una falta de estabilidad, cuando cogidos de la mano se alejaron traqueteando de allí, él, al tener una pierna con una mayor prolongación que la otra (nunca nadie fue simétrico) y ella por la rotura de uno de sus tacones que jamás debió llevar, por no decir del vestido entallado.

Entonces y sólo entonces, se dio cuenta de que estaban hechos el uno para el otro. A ella le sobresalía el labio inferior y a él le sobresalía el superior. Sus besos encajaban a la perfección. ¿Es que no lo he dicho? Se besaron mientras la luna les iluminaba como un foco a los protagonistas de una obra de teatro.
Luego, prosiguieron su camino, ajustando sus andares en una sincronía perfecta. Era el principio de los sueños de ambos...En ocasiones, ambos paraban para descansar. Y él, con ganas de llegar (no sabemos todavía a dónde), le preguntaba: ¿Va-vamos? Y no paraban de babarse.







Entonces ante esa luna, que extrañada les observaba e iluminaba, aprovecho ella su pregunta interrogativa, para retirarse la secreción salivar conjunta de la boca, con un elegante gesto, y así poder observar con detenimiento, a ese fenómeno de la naturaleza que le había tocado en suertes: portaba una chaqueta color bermellón, con tres tallas menos de la que le correspondía, y en el ojal un gigante girasol de plástico, conjuntado con un pantalón violeta recosido, el cual iba adornado con estrellas brillantes, por su afición a la astrología; y ese cuerpo y esa mirada escorada, acompañada por ese ojo que parecía un semáforo en ámbar. Y fue en realidad cuando le dijo con esa mandíbula mal encajada” ¿Vamos?” Mientras de su boca parecía que se desprendieran gotas de rocío a su alrededor, cuando se dio cuenta de que se había enamorado de él.

En realidad no eran gotas de rocío, era un viscoso cóctel de pasta blanca que, involuntariamente, se le escapó de las comisuras, cual perdigonazos, cuando expresó esa palabra. La maldita palabra de nuevo... sólo a ella se le ocurría preguntar "¿vamos?". Porque la única respuesta posible era de nuevo: "va-vamos". Y se siguieron babando. Y siguió creciendo la pasta blanca con la fruición de sus tactos mojados.

Empezaba a oler extraño...Ese olor infrecuente, provenía de una feria, ya que esa era la sorpresa que él le tenía guardada: “Va-va-mosss—a-a-a-a- la-la-f-f-f…” empezaron a entrarle signos de asfixia, y ella como si le averiguara su pensamiento obtuso, esa compenetración que solo existe entre los enamorados, o eso dicen, pronunció lo que le faltaba “¿La feria?” y él para evitar proferirse verbalmente, para ahorrar tiempo, agito su asimétrica cabeza, afirmando sus palabras, y a punto estuvo de astillarse lo poco sano que le quedaba, si había algo. Aunaron sus fuerzas y a base de brincos disparejos, emprendieron el camino a ese evento ambulante. 

Era un olor familiar al mismo tiempo. No sabía de qué le podía sonar. Cerró los ojos y lo vio claro, como un flash, un fugaz recuerdo que se esfumó nada más volver a abrir los ojos. Todo sucedió en un segundo. No era temor, no era agonía. Simplemente era sorpresa por algo inesperado que ya se le había olvidado. Volvió a reunir el valor suficiente para cerrar los ojos y no limitarlo simplemente a un parpadeo fugaz. Ahí estaba...Sí, ese olor tan familiar que tiene la escasez de limpieza, que relamía a civilización poco evolucionada, se desprendía en todo su apogeo; y volvieron a cerrar los ojos al unísono, evitando el parpadeo fugaz, salvo el ojo izquierdo de él, que se rebelaba, iba por libre y jugaba con ventaja. Y fue cuando abrieron los tres que permanecieron cerrados y sí, ahí estaba, emergió ante ellos en toda su plenitud…La feria.

Se acercó a ellos un hombre con chistera y bigote, y unos pantalones bombachos. Y lo primero que se le ocurrió fue decir: "¿os unís a nuestro circo?" Ellos se miraron, sin entender el por qué de aquella oferta. Y ambos indicaron:”¿Pero dónde se encuentra ese circo, nosotros solo vemos una feria?”. No comprendían nada de aquella noche extraordinaria, y el del sombrero de copa les comentó: “no hay nada imposible, si lo sueñas primero”. Y eso imaginaron, lo llevaban haciendo desde que nacieron, vivían de ilusiones derramadas, fácil les resulto; ante sus ojos apareció un circo, con una gran carpa de lona, y un gran letrero luminoso con la leyenda: “Entrada gratis a los que siguen a su corazón” y eso hicieron, alcanzar a sus almas llenos de esperanza y de amor, que se adentraban en la ensoñación.



HECTOR BORLASCA


En esa ensoñación se reencarnaron en unos personajes con un físico perfecto Y sin problemas de dicción Eran la perfección en toda regla: guapos,listos,deseados y, comenzaron a comerse a besos hasta que en un arrebato de pasion, él le mordio a ella y se acabo lo que se daba.Porque todo hay que decirlo para que no se preste a equívoco. Que ella era de malos prontos.Y... como en esta vida nada sucede porque sí...Ahí, el vio que con ella no había futuro...Con el amor verdadero se puede superar todo, como estropearlo también, pero en una noche mágica como era aquella, no iba a ser menos, y fue cuando intervino el de la chistera, que era su guía, y convino en poner orden, diciéndoles a ambos: “La pasión entorpece los sentidos, seguir a vuestros corazones…” En ese momento el corazón de ella reapareció otra vez en su estado puro y olvido las ansias antropófagas de su amado, y este vicio tan insano, por lo que decidieron posponer tales muestras de pasión, para cuando fueran provistos de protecciones especiales y sobre todo, que no hubiera espectadores. Y cuando se encontraban abrazados rubricando su reconciliación, apareció de la nada un gato negro antropomorfo, con ropajes del siglo de las luces (s. XVIII) y les dijo: “Estáis en un circo en el que nada es lo que se representa, florecerá como el corazón iluminado os lo quiera dejar ver; donde cualquiera transita sinsentido obligatorio a la vida, y se interrumpe indefinidamente, si dos almas logran esa alianza con el universo que los consagre. De vosotros depende entonces…, fuisteis seres desheredados, excluidos, hasta que penetrasteis en el ilimitado circo de las ilusiones”.

El gato continuó comentando: “mirar en vuestro interior, cómo erais antes de estar aquí…Recordar vuestras anteriores existencias…”

-Ella era dependienta en una tienda de ropas, pero siempre quiso ser contorsionista, por la facilidad que sus articulaciones le permitían doblarse en sentido inverso a como le iba la vida y sobre todo a las agujas del reloj, es decir, con suma maña. Y fue por eso que se hallaba en ese club, le permitían ensayar ¡gratis! Y ya le indicaron que asistiría un público que sabría valorar sus habilidades, ¡Cómo desaprovechar una oportunidad así!

-Él trabajaba de mimo independiente, y su maestro le denominó: “Freddy, el desequilibrado”, aquel apodo se lo colocó por dos motivos que resultaban completamente opuestos entre sí, nunca supo cuáles eran, por mucho que lo caviló. Jamás tuvo mucho éxito, para no mentir, ninguno, solo se acercaban: achispados que le ofendían, perros erráticos que le aullaban, inciviles que le cosían a golpes, y maníacos depresivos que le confesaban sus infaustas vidas. Todo ello favoreció a acrecentar aún más su falta de equilibrio y con ello, representar mejor su papel.




La extraña pareja by Ismael Serrano on Grooveshark



Y para acabar os dejo un regalito, ya lo puse una vez al principio de los tiempos del blog, pero es que vuestra historia me lo ha vuelto a recordar. Es un cortometraje muy especial para mi, conectamos desde el instante en que le di por primera vez al play.  Me atrapó su historia, su imagen, su música... aquí hay ilusión, motivación, esperanza, lucha, sueños y magia mucha magia !  Esto es el Circo de Las Mariposas!!! Sumergiros en el!! 



 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...