RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

domingo, 20 de julio de 2014

VIVA LA EVOLUCIÓN PERSONAL!!





ALESSANDRO GOTTARDO


Los últimos años de instituto y de universidad soñaba con salir de esta ciudad pequeña donde nada sorprendía, soñaba con ver mundo, conocer gente de otros países, descubrir otras culturas, otros modos de vivir y de convivir, aprender idiomas... 


Y aunque de aquellas no era tan fácil ( ains que viejuno suena esto), lo conseguí, conviví con gente con ideas completamente diferentes a las mías,  tanto que estoy segura de que aquí, no las hubiese respetado de la misma manera, conocí sitios muy especiales, viví situaciones muy surrealistas, me conocí a mi misma, me sorprendí de mi misma, crecí como persona y como mujer, me hice mucho más flexible y práctica, aprendí a deshacerme de las cosas poco importantes,  comprendí la importancia de tener a alguien cerca cuando estás lejos de casa, conocí la soledad, fui en el primer vuelo de spanair Barcelona-Coruña, conseguí no aburrirme en mis viajes en tren de 18 horas, trabajé en cosas que no había imaginado, me lo pasé pipa limpiando baños 10 días en un recinto ferial, descubrí lo que es tener mi hogar, empecé a creer que hay señales que nos indican el camino, disfruté de muchos conciertos, de muchas fiestas con gente variopinta... Me fui si, y volví y de nuevo me fui y volví y de nuevo me fui...y cuando volvía, siempre a una ciudad diferente, en mi ciudad de origen, apenas he trabajado. 


Durante estos años últimos años, tras mi última marcha a la otra punta del país, me planteé mucho el porqué de tanto trajín, y me di cuenta de que la mayoría de mis decisiones me vinieron dadas de una u otra forma, no partieron totalmente de mi. Y eso es una constante que se repite en mi vida , aprovechando las oportunidades que se me presentan pero sin haberlas buscado muy a fondo. Mi vida se podría definir como "una sucesión de oportunidades aprovechadas". Hay personas que se van marcando metas para trazar su camino. Yo me marco algunas pequeñas metas, pero me desvío fácilmente si algo me tienta.  En los últimos años si me planteé una gran meta; VOLVER.  Y hace un mes, por fin lo conseguí. Esta vez fue decidido, quería volver y aunque no dependía únicamente de mi, puse todo de mi parte para que eso sucediera, y sucedió. Tardé en creérmelo y aún no me lo creo del todo, algo dentro de mi duda de que esto sea posible y siento que en cualquier momento, llegarán malas noticias. Me entristece comprobar la desconfianza que he adquirido estos últimos años. 


Hoy, se que quiero estar aquí, y mientras paseo por la playa  en este día de tormenta de verano, disfrutando de las nubes grises, de la apertura al mar de este lugar, pienso en que no podría vivir en otro sitio. Y me vienen recuerdos de aquellos años en que ansiaba irme, conocer grandes ciudades, tener nuevas experiencias, descubrir la diferencia... Y ahora...Ahora, soy feliz aquí, con mis personitas, con mi familia, con los trabajillos que me van saliendo, con el mar, con las nubes, con la luz, con los paseos en buena compañía...con las cosas simples del día a día... Viva la evolución personal!!!  y es que además, me entero casi recién llegada, de que voy a ser tía!! Si es que tenía que estar aquí, si o si!!!






Y aquí os dejo mi canción del verano...Cómo me pone esa percusión!!






martes, 1 de julio de 2014

LA DIFERENCIA; NOS GUSTA O NOS ASUSTA







¿Que es ser diferente? ¿Ser diferente o querer ser diferente? ¿diferencia o igualdad?

Hace poco una persona dentro de una conversación, decía, "buff ya te acostumbrarás a mis rarezas, yo es que soy muy rara, soy diferente. Y a mi la verdad, que me parece una persona que se ajusta bastante a la "norma" que marca esta sociedad. Y se lo dije...lo curioso es que no le sentó muy bien.

Me quedé pensando en la de veces que en conversaciones se usan expresiones como ",yo es que estoy como una cabra", " Soy muy rara" " estamos todas loquísimas" "soy medio bipolar", y todo esto con orgullo y satisfacción. Lo que es raro, es que la gente quiera estar loca, y ser rara...por que creo que ese puesto, no mola mucho la verdad.  ¿Por que esas ganas de enfatizar nuestras rarezas y nuestras locuras? ¿por que por un lado queremos ser diferentes pero por otro las "difencias auténticas" no las aceptamos?

Para mi, ser diferente está sobrevalorado, sobre todo por que esa diferencia radica casi siempre en el envoltorio, muchísimas personas se esfuerzan cada día en ser diferentes, en vestir diferente, es escuchar música cuanto más diferente mejor, en pensar diferente, en tener cosas diferentes y únicas...Supongo que buscan ser especiales, auténticas...y sobre todo buscan la aprobación y la sorpresa en los demás.  Y no se dan cuenta que cada uno de nosotros, sin adornos, y sin más envoltorio que nuestro cuerpo, somos especiales y auténticos.

Pero lo curioso es que esa diferencia que se busca, en general, no deja de ser una norma o una "igualdad"  de un grupo determinado de gente. Eres diferente para unos, pero para otros cumples unas clichés que se incluyen dentro de una etiqueta, como "Vintage" "Emo", "Gafapasta" "Hipster" y yo que se cuantas más, que es que me pierdo... y yo me pregunto, ¿que diferencia y autenticidad es esa si supone un esfuerzo extra y ser iguales a otros?  y es más,  ¿no es algo contradictorio, que se quiera ser diferente pero sólo te juntes y aceptes a aquellas personas que piensan o visten igual que tu? ¿Es ser diferente el seguir al pie de la letra, las últimas tendencias que nos dictan desde el infinito y más allá? ¿Es ser diferentes el cumplir las normas de un grupo determinado?


A mi sinceramente no me gusta considerarme diferente, no me gusta que me llamen "personaje" o que me digan una y mil veces que "soy rara"..no. Me gustaría pasar algo desapercibida, poder ser yo sin más y que mis rarezas, mis modos se aceptasen con normalidad por cualquiera de mi entorno y no sólo por los que tienen modos y maneras parecidas. Yo no quiero que me digan que estoy loca, si acaso que soy divertida , no me gusta escuchar "ya estas tu con tus cosas" o "tus idas de olla". No me gusta que me digan, que pelis más raras ves, o " eres más rara que un perro verde".

Consideramos normal lo cómodo, lo habítúal,  lo que no nos asusta, a lo que estamos acostumbrados, lo que conocemos, lo que controlamos...y lo que sale de ahí, lo etiquetamos como diferente...


A mi no me gusta que se exalte la diferencia, que sólo se pueda ser, si marcas la diferencia, valorando el continente únicamente. A mi me gustaría que en la norma se incluyese la diferencia, que hasta lo que nos pone incómodos, lo que no entendemos, lo que no conocemos, lo que no compartimos, lo aceptásemos...sin juicios y sin etiquetas. Que todos fuésemos normales. Eso si, siempre con el límite del respeto al libre desarrollo de cada persona y a sus derechos humanos..


El día que se deje de hablar de la diferencia y lo normal no sea tan malo, podremos decir que hay "igualdad".



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...