RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

domingo, 30 de agosto de 2015

SALVANDO EL VERANO



REBECA DAUTREMER


Este verano, no ha sido un verano al uso para mi. Han escaseado muchos aderezos de esos que suelen hacer mis veranos especiales. Días de lamentos, de sentir asfixia y ganas de escapar, de pensar en las vacaciones tan deseadas y demasiado lejanas. Aún así, ha habido momentos islas a los que agarrarme para disfrutar de este verano tan extraño; momentos de pensar sólo en mi, en nosotros y olvidarnos del mundo con sus compromisos y exigencias. 5 años llenos de improvisación y de ir a nuestra bola y ahora, tanto planear, a veces nos pasa factura.



El verano parecía acabar antes de tiempo, y nos ofreció una semana Otoñal, que lejos de amargarnos, nos revivió, y nos ofreció dos días surrealistas de tormentas de verano, me encantan estos días donde la lluvia nos coge por sorpresa, la gente corre para resguardarse, gritan y se ríen a la vez.

Y llegó el último fin de semana de Agosto, para compensar los acontecimientos no vividos estos dos últimos meses. Empezó el Viernes, con un conciertazo de Freedonia, que energía, que fuerza y que manera de hacernos bailar!! Ya estáis mirando su agenda de conciertos...porqué es una experiencia altamente recomendable. Por fin sentí que era verano, para ello, los conciertos a la fresca son imprescindibles!!




El Sábado, no defraudó. Fue cocido a fuego lento, disfrutando de una comida sabrosísima y de una tarde-noche en la Playa de Vilarrube; Menudo Paraísooo!! Que maravilla seguir descubriendo playas que se alejan del mundanal ruído!!




Y ahora, disfrutando del Domingo a ritmo de Soul!! por que los domingos con alma se viven mejor!!





domingo, 2 de agosto de 2015

Maremoto emocional.




Alex Stoddard



Hay personas que representan nuestro yo más oscuro; miedos, bloqueos, paranoias: El simple hecho de encontrártelas, es como una gran ola que nos sacude, nos enviste del derecho y del revés, nos agita. nos vuelca y zarandea hasta que con tanto meneo, nos arrastra de nuevo a la orilla. Exhaustos, noqueados, petrificados, con el cuerpo removido por dentro y por fuera. 

Y es en ese tocar fondo,  cuando llega el momento de reunir fuerzas para levantarme. A duras penas, aún mareada, y muy poco a poco como si de nuevo estuviese aprendiendo a caminar. Doblando una rodilla logro apoyar un pie, con ayuda de las manos doblo la otra rodilla y apoyo el otro pie y así lentamente logro  incorporarme.







Y ante mi, lo bueno, lo mejor; El mar, el océano atlántico, nublado como más me gusta; hay playas que con nubes lucen más preciosas todavía, "A Lanzada" es una de ellas.  Mojo los pies, me sumerjo en esos pequeños círculos que el mar forma al contacto con mis pies, la brisa del mar me refresca y me limpia, inspiro el aire nuevo y expiro todo el humo negro acumulado. Oigo voces, hay gente pero no importa. Miro para abajo, mis pies, la arena, el mar, la brisa.. Poco a poco, me enfrento al dolor, lo acepto, le doy forma y lo coloco; su sitio será una nube y ahí lentamente veo como se va perdiendo por el cielo, mientras que el aire marítimo me renueva.




 Tras tanta emoción intensa,  pienso en lo que tengo, en esta nueva etapa que empezamos en septiembre. En lo bueno de la tregua que nos ha dado la distancia, en nuestro  nosotros más renovado, que me gusta mucho, mucho y en todo lo que últimamente proyectamos. Y pido al universo que se vaya todo ese humo que demasiadas veces dejo entrar y pocas invito a salir. Fus Fus!!


"Estoy mirando, oyendo, con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma en la tierra, y con las dos mitades del alma miro al mundo". Pablo Neruda.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...