RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

viernes, 4 de noviembre de 2016

HAY TANTOS RINCONES POR DESCUBRIR...



KHOA LEE


Si algo tiene de bueno, tanto cambio de residencia, es la posibilidad de conocer y descubrir ciudades, pueblos y rinconcintos nuevos para nosotros.


Gracias a mi vida un poco nómada, he tenido la suerte de explorar zonas desconocidas para mi, y no como una mera turista, sino con calma y reposo, con la sensación de que nada se va a escapar y de que dispongo de todo el tiempo del mundo. Y la verdad que me gusta mucho, me gusta conocer mi nueva zona de residencia, empezar a buscar mis lugares para el día a día y tener la suerte de encontrarlos; Una pescadería con pescadito fresco y de buena calidad, una frutería con frutas y verduras a poder ser locales, una papelería bien dotada de material variado, un super lo más cercano posible, una zona cercana y agradable para pasear y cargar las pilas y un par de bares para salir de la rutina semanal....Supongo que encontrar estos lugares básicos me da seguridad y me hace sentir que formo parte del barrio/pueblo...y si logro tener una relación cordial con sus dueños, mejor que mejor!! Sii soy de las que me encanta las charlas cuando voy de recaditos!!

El siguiente paso, es explorar los alrededores; buscar pueblos con encanto, playas largas para pasear en las noches otoñales, montañas para perderse, rutas de senderismo, zonas de bares chulas para tomar el vermu, (sii, me he apuntado a la moda del vermuteo, después de negarme mil y una veces a tomarlo con mi abuela adicta al Martini los domingos, pero es que el Petroni, me ha enganchado)...

Gracias a esto, conozco muchos rincones de Galicia y de buena parte de España, me gusta moverme, conocer lo que caracteriza a los lugares en los que vivo, sentirme integrada  e imaginar que pertenezco, sin pensar en que estoy de paso. Y por suerte, lo he conseguido en la mayoría de los lugares en los que he vivido.

Aquí, en el sur Gallego me está costando más tiempo, supongo que en este último año y pico, mi mente había echado raíces en la comarca de Ferrol-Terra, (zona no muy turística y que os recomiendo muchísimo).  Y pasar de vivir en el campo admirando la ría de Ferrol, a vivir en pleno centro urbanita, no ayuda mucho...Pero como sé que es temporal, voy capeando. Me reconforta bastante, que ya haya encontrado mis lugares y mis rinconcitos; ya tengo una pescadería de mano, donde me saludan con una sonrisa y tienen un pescado fresquito y muy variado, la frutería al lado del portal con algunos productos locales, ya tenemos nuestro bar de referencia para las cañas de los jueves y he encontrado MI CAFETERÍA...haz click aquí y descubrirás por que me ha abducido y he acabado montando allí la oficina de los Viernes, nunca una cafetería me había atrapado tanto!!. Tenemos ya nuestro lugar de vermuteo, con conciertos y poesía en directo,  varias playas que con el traje de otoño lucen con más encanto, listas para pasearlas en la mañanita fresquita y como no, ya hemos localizado algunas zonas para pasear que merecen ser tenidas en cuenta. Lo que si nos cuesta es el tema coche, me da muchísima más pereza cogerlo para ir a pasear algún lado lejos del asfalto, que cuando vivíamos en el campo...pero bueno, habrá que ir apabullando a doña pereza.



Pies remojados, pies livianos!!


Lo mejor de vivir en el sur gallego, es que nos ofrece la oportunidad de conocer más a fondo el norte de Portugal y el sur de Ourense que lo tenemos más abandonado. Y por supuesto ya hemos empezado!!! este finde pasado, aprovechando que Deolinda tocaban en Viana do Castelo, nos fuimos para allá, fueron sólo dos días, pero después de un tiempo de intensa búsqueda laboral y de muchos compromisos familiares, supuso un descanso total...paseos por la playa, cañitas bajo este sol de otoño pesado con afán de protagonismo, largas conversaciones, comidas bacaladeras, y todo a fuego lento lentoooooo... El concierto, estuvo muy bien, verlos en su país cambia la cosa y a pesar de que tenía pinta que estaba todo el pueblo por que había que estar, la cantante fue animando el cotarro con su voz, su dulzura y su encanto personal. Lo disfrutamos muchísimo, nos reímos, nos emocionamos y acabamos bailando y cantando en portuñol!!

Para que disfrutéis vosotros también, os dejo con una muestra de su buen hacer y una buena banda sonora para este finde otoñal, en el que parece que por fin el sol nos abandona!!





4 comentarios :

  1. Me ha gustado Deolinda (no la conocía). Yo he sido siempre un poco culo inquieto pero, si pudiera, viajaría más y conocería más sitios y viviría en más lugares. Nada nos enriquece tanto. Lo malo es que al final uno siente que ni es de aquí ni es de allí y estás siempre echando algo de menos. A mí me pasa, al menos. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te haya gustado...tienen su rollo. Pues toda la razón te doy... Al final necesitamos echar raíces y sentir que pertenecemos a algún sitio. A mi me pasa lo mismo, pero llevo tantos años así que voy aprendiendo a lidiar con esos sentimientos e ir adaptándome y aprendes estrategias para sentirte parte de cualquier sitio. Algo importante para mi es poner mi esencia en la casa en la que vivo, aunque sea para poco tiempo. Antes no le daba importancia y si era para poco tiempo, pasaba de colgar cuadros o de hacerla mía, pero con el tiempo me he dado cuenta de que cuando lo hago me ayuda a sentirme a gustito.

    Muchas gracias por estar!!

    Bicosss

    ResponderEliminar
  3. Disfruta mucho de tu vida nómada, tiene grandes ventajas, además de los lugares, la gente linda que se va conociendo por allí.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene ventajas si, pero como todo, cansa...y parece que de momento nos quedaremos quietecitos...Deacuerdísimoooo contigo, la colección de personitas con las que me he encontrado es lo mejor...

      Besicosssss aniseros nomadas!!!!

      Eliminar

tienes algo que decir?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...