RISAS, PARANOIAS, LLANTOS...
UN POCO DE TODO Y DE TODO UN POCO.

jueves, 3 de agosto de 2017

CORAZÓN DE MUDANZA!!





ALEXANDER BOIGER.



Lo bueno de haber vivido en tantos lugares diferentes, (Ciudades grandes, pequeñas, pueblos grandes, pueblos pequeños, aldeas...) y en tantos hogares distintos, es que llega un momento en que sabes de verdad en que tipo de lugar quieres vivir y en que tipo de hogar quieres dejar tu esencia. Saber identificar cual es aquél, que por rasgos generales te sienta bien y te hace más feliz es una suerte!


Tantas mudanzas y tantos años de aquí para allá, me han permitido comparar y comprobar lo bueno y lo malo de cada uno. Y si algo tengo claro, es que no quiero vivir en una ciudad, y menos en una tan cerrada y poco abierta al cielo y al mar como en la que vivía hasta ahora. He aprendido que necesito un rincón cerca de mi hogar, (sin necesidad de coger el coche) donde sentirme más libre, donde poder olvidarme de la rutina, respirar aire, ver el cielo, el mar si puede ser, o árboles y flores pero sentir que por un rato no estoy en la ciudad. Aquí no lo tenía y siento que esa es la causa principal de que por primera vez no me haya adaptado al lugar en el que vivo. Otra cuestión de la que empecé a ser consciente,  es de que no quiero ser madre ni aquí, ni así.  Quiero disfrutar de Xián de otra manera, no de parque en parque...que no me quedará más opción que ir alguna vez , pero quisiera poder ofrecerle y ofrecernos otras experiencias diferentes y variadas…y cuanto más naturales mejor.  Por otra parte, también sé que no quiero vivir en una casa aislada y muy alejada de un nucleo poblacional, para poder hacer compras, para tener acceso a actividades socioculturales...Así que, es más que evidente, que lo que yo deseo es vivir en una casa con algo de campito, cerca de un pueblo marítimo ni muy pequeño ni muy grande y con algo de vidilla y a poder ser económica para poder dedicarme un añito a Xián sin el agobio de tener que aceptar cualquier trabajo para ir tirando.

Y después de mucho buscar y buscar y de estar a punto de tirar la toalla por la llegada de la temporada estival, apareció ella; una planta baja de una casita con vistas al mar, con un jardincillo, a 5 minutos en coche de dos pueblos, con un centro sociocultural al lado, con un parque y una pista de futbol pegadita y con la playa a 10  minutos andando y lo mejor de todo, con un precio bastante bueno, e incluso inferior a lo que estábamos dispuestos a pagar.  Mientras la estábamos viendo, nos mirábamos con ojos chispeantes y seguros de que aquel tenía que ser nuestro nuevo hogar. Al irnos, nos preguntaron si nos interesaba, y en ese momento nuestras miradas se cruzaron y nuestras voces se sincronizaron para soltar un siiii rotundo con un cariz de emoción e ilusión.   La casa no es muy grande y hemos tenido que hacer una limpieza importante de nuestras pertenencias, pero esto ha supuesto un gran aprendizaje, ya que tendemos excesivamente a acumular y tirar a veces es necesario. 




Hay decisiones complicadas, y esta lo ha sido, pero cuando la tomas y te sientes tan liviana, ligera y segura de lo que vas a hacer, es que tiene que ser la decisión correcta. Y estoy segura de que lo es, que si, que no será perfecto, que estaré más sola y más aislada, pero mirando el mar cada vez que abra la puerta de mi casa, viendo jugar a Xián en el jardín, yendo a pasear a la playa cuando nos apetezca…y sólo de pensarlo, respiro tranquila y siento que seré recompensada.
Así que, nos ha tocado otra mudanza, la número 22 de mi vida y no será la última pero con mucha ilusión.  No negaré que siento algo de agobio por que se nos ha juntando todo; la ultima etapa de embarazo, las compras y demás preparativos, la mudanza...Pero aún así,  estamos exprimiendo a tope estos dos primeros meses en nuestra nueva casa.  Y es que, como dice mi compañero de vida, hogar y mudanzas, "Es sentarme aquí a comer, mirando al mar y sentir que estoy de vacaciones"…


Ha llegado el momento de disfrutar y sentirnos afortunados por haber conseguido vivir como y donde queremos ahora!! Dentro de un año pues ya se verá…


4 comentarios :

  1. Me ha encantado leerte; después de tomarme el último café de la mañana: en época vacacional las dos pre y adolescentes se levantan tempranísimo : los desayunos en familia se agradecen después de vivir la época laboral.

    -Comparto muchos puntos en esta reflexión:cuando se toma la determinación de criar un hijo ,siempre tiene que haber prioridades.-Me encanta tu filosofía de vida porque esta fomentada en el sentido común y donde no priva el egoísmo de mirarse solo el ombligo.-A mi me pasó en los primeros años de Comisión de Servicio pedir traslado pero una vez que ya decidí ser madre la cosa cambia:pero afortunadamente para mejor.

    Besos y te deseo en esta recta final que todo vaya a pedir de boca.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Berta!!! Pues si, es cuestión de prioridades y de momento las tengo bastante claras.

    Como se debe agradecer lo de desayunar con tus hijos!! . Disfruta del veranito y muchas gracias por seguir aquí al pie del cañon, que ya casi no queda nadie!!.

    Biquiños y ya iré contando.

    ResponderEliminar
  3. Vas a ser una estupenda madre y encontrarás el sitio ideal para tu bebé.
    Mis mejores deseos.
    Y un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Ainss Muchas gracias Sarita!!! ya no queda nadaaaaa!!!

    Bicosss

    ResponderEliminar

tienes algo que decir?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...